Alimentacion curativa

Alimentacion curativa

Investigaciones científicas demuestran que algunos alimentos aportan muchos beneficios para la salud. Frutas, legumbres, frutos secos, la mayoría de los alimentos puede retrasar o prevenir enfermedades y su consumo es altamente aconsejable como terapia alternativa y complementar –pero nunca excluyente– del tratamiento clínico prescrito por su médico.

Por ejemplo, las últimas investigaciones en oncología indican que de cada diez tumores malignos, siete se podrían haber prevenido con hábitos saludables. La OMS –Organización Mundial de la Salud– alerta que nueve de cada diez mujeres que padecen cáncer de mama lo hubieran evitado con hábitos de vida y alimentación saludables.

Una alimentación más natural es parte fundamental de una vida saludable, que también debe incluir la práctica habitual de ejercicio físico, dormir bien, la visita regular al médico y evitar el stress y los elementos nocivos a su salud.