Eliminar la grasa localizada

Eliminar la grasa localizada

En esta ocasión te planteamos un plan de trabajo que te ayudará a reducir la adiposidad que se ha localizado en tu cuerpo. Para que el plan sea efectivo deberás aplicarlo intensamente y mantenerlo activo, sin hacerle trampas a la dieta.

Su aplicación se realiza a través del desarrollo de diferentes técnicas no quirúrgicas y que representan una invasión mínima.

Procedimiento de como eliminar grasas

1) Diagnóstico de la zona que será tratada.

2) Se inicia el tratamiento con la aplicación de la lipoescultura enzimática. Ésta es una mezcla de una solución salina con enzimas lipolíticas y anestésicos. La mezcla se aplica dentro del tejido adiposo.

Ésta aplicación es complementada con mesoterapia realizada sobre la zona, con lo cual se aplican otro tipo de lipolíticos que refuerzan la actividad de la aplicación de la lipoescultura enzimática, pero en este caso sobre el tejido adiposo superficial, lo cual permite una mayor colaboración con los efectos modeladores. Esta técnica se aplica en tres sesiones realizadas cada 15 días.

3) La siguiente etapa es la aplicación de una terapia de ultrasonido con efectos moleculares y térmicos locales. Con ésta se logran mayores efectos disolutorios sobre el tejido graso.

4) Por último se programan sesiones de electroterapia tonificadora sobre la zona tratada, lo cual produce un estímulo tanto de la musculatura superficial y profunda.

El plan se desarrolla en un tiempo total de 1 mes y consiste de:

• 3 sesiones de lipoescultura enzimática
• 5 sesiones de mesoterapia y ultrasonido
• 10 sesiones de electroterapia tonificadora.

Este plan de eliminación de grasa permite, a diferencia de otros métodos, en un tiempo considerablemente corto reducir sectores claramente divisables de obesidad.

Este tratamiento de liposucción o lipoaspiración le permitirá eliminar definitivamente los cúmulos de grasa diagnosticados y que no responden a ningún tratamiento dietético.
Si bien el tratamiento dura 1 mes, usted podrá contemplar el resultado final al segundo mes.

Las zonas donde más se aplica ésta técnica son: cuello (papada), brazos, axilas, espalda, abdomen (barriga), cintura, caderas, muslos, rodillas, pantorrillas, etc.
Finalizado el tratamiento usted podrá notar algunos efectos secundarios como hinchazón, moretones, cambios en la sensibilidad cutánea y sensación de picor temporal.

El tratamiento cuenta con una serie de riesgos que usted debe tener en cuenta como cambios en la pigmentación de la piel (prohibido tomar sol hasta que los hematomas se hayan reabsorbido por completo), infección, sangrado y asimetrías.

Sorteados los pros y los contras del tratamiento usted obtendrá resultados permanentes y logrará mantener el peso corporal.