Dieta carne

Dieta carne

La clave para aumentar la masa muscular está en una correcta alimentación y mucho ejercicio. Uno de los nutrientes fundamentales para reforzar la musculatura son las proteínas de alta calidad. La dieta carne es de gran importancia en la alimentación de todo culturista, favoreciendo el crecimiento y la reparación del músculo.

La dieta carne diaria de un culturista, está por encima de los 2 gramos por kilogramo de peso corporal, por día.

Algunas carnes que se han incorporado en el menú culturista, son la de avestruz y la de búfalo, que contienen mayor porcentaje de proteína y hierro, y menos colesterol, que la carne vacuna y de pollo. La incorporación de la dieta carne variada, permite un mayor aporte de ciertos nutrientes y su mejor absorción. Una de las razones para consumir una dieta variada está en que no se conocen todas las propiedades nutritivas de los alimentos y el eliminarlos de la dieta, podría redundar en la pérdida de nutrientes valiosos, simplemente por desconocimiento. La dieta carne es fundamental para los culturistas, aportando gran cantidad de proteínas, sobre todo si se consumen varios tipos de carne.

Calidad de los nutrientes en la dieta carne:

Además de las proteínas de la dieta carne, la vitamina B6, es de importancia para sintetizar el alimento en nutrientes. El hierro sirve para transportar el oxígeno al músculo. Por otra parte, el zinc es responsable de favorecer el crecimiento.

Es necesario también conocer los requerimientos propios del cuerpo para una correcta alimentación. Existen dos tipos de culturistas, los que progresan con dificultad, y los que progresan fácilmente.

La solución para culturistas principiantes no está en una reorganización del entrenamiento, sino en la adecuación de la dieta.Los culturistas que tienen dificultades para progresar, deben consumir más calorías de las que gastan, y comer más a menudo y alimentos de mejor calidad.

Una excelente fuente de proteínas en la dieta carne son las partes magras de la ternera, la pechuga de pavo o pollo, los huevos, el pescado, el requesón, y la leche.